Déjate conocer

UN VÍDEO PARA CADA ETAPA DE LA VENTA

Etapa 1

Los clientes están ahí fuera, en las redes sociales. Navegan en busca de información, entretenimiento, aprendizaje, diversión, y mil actividades ociosas más. Entre tanto entretenimiento, en algunas ocasiones, se dejan caer en tweets o post que le llaman la atención, ya sea porque el título les atrae o porque contiene la clave de un problema  al cual llevan tiempo buscando una solución.

Tu empresa tiene muchos productos o servicios que tu cliente está buscando, y para coincidir con él en las redes sociales has de estar presente. Ser vivible y dejar que te encuentren.

¿Cómo estar presente y que te encuentren?

Con un artículo en tu blog.

Enlaza tu artículo de tu web en las redes sociales. Si sólo escribes un artículo y esperas que vayan a tu web lo llevas claro. Los usuarios de las redes sociales necesitan que se les guíe hacia donde tú quieres llevarlos. Luego está que ellos quieran o no quieren ir. Pero que es peor, en todos los casos es que les ofrezcas algo que les pueda interesar y luego no sepan hacia dónde ir. Comparte en las redes ese fantástico artículo y continúa creando contenido atractivo para conseguir que se interesen por tí.

Con una imagen de tu producto.

Una sólo imagen vale más que mil palabras, pero ha de ser una imagen que realmente lo valga, que hable de lo que ofreces, que se vea claro cómo es ese producto. En el caso de que ofrezcas servicio podrías mostrar una fotografía del problema que solucionas.

Con un vídeo demostrativo.

Utilizar el vídeo como herramienta de comunicación es una apuesta segura. Con un breve vídeo cápsula conseguirás dar mucha información. No se trata de coger cuatro fotos y darles movimiento, se trata de mostrar en un vídeo como funciona tu producto, su utilidad, o cómo consigue solucionar un problema.

Créditos | Makyzz | Rawpixel